Qué ofrecemos…

El Mirador del Abuelo ofrece a sus clientes un alojamiento turístico amplio y funcional en un entorno rural de gran belleza natural y paisajística. Para hacer agradable su estancia hemos pensado que la comodidad sea nuestra mayor premisa: “que nuestros clientes se sientan como en casa”.

Así, usted podrá encontrar un alojamiento de dos plantas con más de 250 m2 distribuidos en amplias, cómodas y funcionales estancias interiores. La casa se ha pensado para una ocupación máxima de 8 personas y así, dispone de 4 habitaciones dobles todas ellas equipadas con amplios y completos cuartos de baño ubicados dentro de las mismas habitaciones.

Para lograr la mejor comodidad de nuestros clientes, todas las estancias de la casa disponen de calefacción y aire acondicionado por conducto, excepto en los cuartos de baño los cuales disponen de radiadores.

Por supuesto, para poder disfrutar del entorno y el aire libre, El Mirador del Abuelo se ha proyectado con un amplio porche con vistas a La Serena y cuenta también con un gran cenador con barbacoa. Además, la casa dispone también de una espléndida terraza en la parte alta de la misma y un mirador que nos da nombre. La casa cuenta también con piscina.

El Mirador ha dado un paso más y, aparte residencia rural, también queremos ser un lugar de referencia para la celebración de eventos de todo tipo. Por ese motivo se ha completado la oferta de instalaciones con solado en el exterior para la colocación de carpas, mesas, etc. Hemos mejorado y ampliado las instalaciones con baños exteriores para dar servicios a los invitados, contamos con zonas ajardinadas y solado a base de hormigón impreso, que facilita el paso a las personas.

Por supuesto, se ha dotado de espacio suficiente para el estacionamiento de vehículos.